Bodega con profundas raíces (La Casa Grande tiene documentadas fincas dedicadas a viñedos en 1850), cautelosamente modernizada, lo justo para que, sin perder la identidad, el albariño llegue a nuestros paladares con todas sus virtudes. En esta finca y bodega prima la cultura popular, atesorada por tres generaciones que actualmente representa Gerardo Méndez Lázaro, un vitivinicultor de este tiempo, respetuoso con el legado recibido, comprometido con los parámetros de calidad que exige el degustador de hoy.

La finca familiar mira en la lejanía al mar de Arousa y aún a la boca de la ría de Pontevedra. En pleno corazón del Salnés, al pie de A Armenteira y su cenobio, la casa solariega acoge vivienda y bodega.

Bodegas Gerardo Méndez es un proyecto que comienza en el año 1973 por Gerardo Méndez Lázaro en el Valle del Salnés, Denominación de Origen Rías Baixas. Se inició únicamente con la finca de Galiñanes que es casa-bodega y tiene cepas de más de 300 años de edad. Poco a poco se fue aumentando terreno para destinar a la elaboración de Albariño do Ferreiro hasta que en el 1994 Gerardo decidió separar la finca de Galiñanes de todas las demás creando así el Albariño do Ferreiro Cepas Vellas.

Nuestros vinos

REBISACA

DO FERREIRO

CEPAS VELLAS

ADINA

DOUS FERRADOS

LICOR HIERBAS

LICOR ORUJO

LICOR CAFÉ

Nuestros viñedos

Actualmente trabajamos 165 parcelas en aproximadamente 12,5 hectáreas de terreno de las cuales 7 son propias y el resto son alquiladas. La finca más grande mide casi 1.5 hectáreas y la más pequeña son 30 m2. Casi todo el viñedo está en emparrado tradicional. Esta premisa es en inicio más laboriosa pero gracias a esto tenemos la misma variedad, Albariño, en el mismo valle pero en diferentes situaciones, altitudes, proximidades al mar y suelos. Esto es lo que nos lleva a entender mejor nuestra zona y poder elaborar vinos siendo el protagonista el suelo. Lo que predomina en nuestra zona son suelos graníticos y arenosos pero hay pequeñas diferencias como pizarra roja, granito meteorizado y arcillas marinas.

Vendimia

La esencia de nuestras elaboraciones es la recogida a mano de todos los racimo y escoger minuciosamente cada racimo en viña porque no usamos mesa de selección. Se recogen las uvas en caja de plástico de 16 kilos de peso, se elimina el raspón de la elaboración, hacemos maceración previa a la fermentación alcohólica, fermentamos con pie de cuba, fermentamos en acero inoxidable y únicamente tenemos dos barricas de 500 litros para realizar el Albariño do Ferreiro Dous Ferrados. Trabajamos las lías finas en todas las elaboraciones desde los 5 meses hasta el momento que sea necesario.