Bodegas y Viñedos Pujanza es una bodega que mira directamente al origen, a la tierra, buscando en cada viña su esencia. Creada en 1998, cuenta con 40 hectáreas de viñedo en la localidad de Laguardia, DOCa. Rioja.

Nuestra filosofía es clara: elaborar vinos de viñedos únicos buscando la personalidad y la expresión de cada finca en cada uno de ellos. Existen tantos vinos como visiones, por ello en Bodegas y Viñedos Pujanza buscamos llevar a cada botella nuestra manera de sentir y entender este mundo. Para nosotros elaborar vino es hablar de arraigo a una tradición, de respeto al viñedo, a la tierra y a la historia. Además, el vino es también espejo de quien lo produce. Tanto la persona que elabora el vino como la interpretación que de él hace, se muestran en el resultado final. Cada añada puede ser incluso el reflejo de las emociones de todos los que trabajamos en Pujanza, porque cuando trabajas en algo que te apasiona sientes una emoción y esa emoción se traslada al vino. Siempre sin olvidar que su esencia está en su procedencia, en el viñedo.

Carlos San Pedro, propietario y director técnico de Bodegas y Viñedos Pujanza, es la quinta generación de una familia de viticultores y elaboradores de vino en Laguardia. Lleva el vino en los genes y también la pasión y el respeto por el viñedo y su entorno. La tradición vitícola de su familia marcó su forma de leer el vino, pero su formación e inquietud le llevaron a crear su propio proyecto, en el cual ha aprendido a mirar al futuro, pero sin perder la historia y la tradición vitivinícola de su región y su familia.

Nuestros vinos

FINCA VALDEPOLEO

NORTE

CISMA

S.J. ANTEPORTALATINA

AÑADAS FRÍAS

Nuestros viñedos

La bodega cuenta con 40 has. de viñedo en propiedad a partir de las cuales se elaboran todos los vinos de la casa. Todas las viñas se encuentran en el término de Laguardia en el entorno de la bodega. En todas ellas la variedad cultivada es la Tempranillo a excepción de una viña muy especial en la que cultivamos Viura para nuestro único vino blanco, Añadas Frías. Estos son los cuatro viñedos más representativos:

FINCA VALDEPOLEO

Viña plantada en 1973 con una extensión de 17,5 has. y una altitud media de 630m. Suelo arcillocalcáreo. Rendimiento aproximado de 4.500 kg/ha. Un viñedo en el que cada año se realiza un preciso trabajo de parcelación siguiendo criterios orográficos.

FINCA NORTE

Viñedo localizado a 720 m de altitud, probablemente uno de los viñedos más altos de la D.O. Plantado en 1991, presenta terreno arcilloso calcáreo asentado sobre losa de piedra caliza (50 cm. de profundidad) con 2,7 has. de extensión. Rendimiento aproximado de 3.500 kg/ha.

FINCA NORTE

Viñedo localizado a 720 m de altitud, probablemente uno de los viñedos más altos de la D.O. Plantado en 1991, presenta terreno arcilloso calcáreo asentado sobre losa de piedra caliza (50 cm. de profundidad) con 2,7 has. de extensión. Rendimiento aproximado de 3.500 kg/ha.

FINCA LA VALCABADA

Viñedo plantado en 1925 con una extensión de 0,8 has. y 600 m. de altitud. Suelo arcilloso, de textura fundamentalmente arenosa y profundo. Presenta la particularidad de ser Pie Franco, característica que le hace aún más especial. Rendimiento aproximado de 1.500 kg/ha.

SAN JUAN DE ANTEPORTALATINA

Viñedo plantado en 1989, con 1,5 hectáreas de extensión y situado a una altitud de 600 m. Suelo arcilloso calcáreo con un alto contenido en cal.

SAN JUAN DE ANTEPORTALATINA

Viñedo plantado en 1989, con 1,5 hectáreas de extensión y situado a una altitud de 600 m. Suelo arcilloso calcáreo con un alto contenido en cal.

Nuestra labor fundamental está en el campo. A través de la viticultura intentamos obtener lo mejor de cada viña, la uva de la más alta calidad y la más representativa de cada terroir. Por ello, es en el viñedo donde realizamos el mayor esfuerzo y el trabajo más detallado, desarrollando siempre una viticultura respetuosa con la propia viña y el entorno que la rodea.

Durante el mes previo a la vendimia se realizan muestreos continuos de cada parcela para conocer la evolución de la maduración de las uvas y poder decidir el momento óptimo de la recogida.

Toda la vendimia se realiza a mano y en cajas de 20 kg. para que llegue en las mejores condiciones posibles a bodega. Durante la recogida, se realiza también selección de los racimos, dejando en la planta aquellos que no cumplen con los parámetros requeridos para la elaboración.

Una vez en la bodega, si es necesario, se realizará una segunda selección de los racimos en mesa. Esta operación no suele ser habitual debido a la buena sanidad de los racimos y la adecuada selección realizada en campo.